Nona

Nona ha vivido en la calle con su dueño y su compañera Amanda, en malas condiciones, con mucho cariño eso sí. La enfermedad de su dueño la ha traido con nosotros y ahora su vida ha dado un vuelvo tremendo, ha perdido a su dueño, ha perdido a Amanda, está en un sitio desconocido con muchos perros y sin entender nada. Es una perra muy cariñosa, muy dulce, en cuanto le haces una caricia no para de pedir más y más, necesita mucho amor, y un hogar donde pasar el resto de su vida, algo estable por fin.




Volver