Bethany

Es hermosa, es cariñosa y ha perdido la pata trasera derecha, pero una gatita de tres patas puede correr, saltar, jugar y ser mimosa, lo que no debería es estar en una protectora donde no podemos darle el cariño que necesita.




Volver